Descalcistas

De forma inesperada, en la marea de corredores equipados a la perfección: embutidos en mallas de lycra técnica, dotados con dispositivos electrónicos que miden todas las dimensiones y combinaciones de sus movimientos internos y externos, aprovisionados de los últimos compuestos de nutrición avanzada para aportar una dosis extra de energía que acelere las últimas zancadas hasta la gloria… de repente, aparecieron los corredores descalzos. Ante el asombro de la mayoría, estos atletas se atrevían a desafiar el sagrado paradigma de la amortiguación.

La curva evolutiva del avance tecnológico y de precios de las zapatillas de ultimísima generación basada en quién amortigua más y mejor quedaba en entredicho cuando estos hemeródromos actuales terminaban todas sus carreras, maratones incluidas, con una sonrisa en los labios y los pies intactos… (sigue).

Fotos: Juan Plasencia
Texto: Emilio Sáez Soro

Share on FacebookTweet about this on Twitter