Morir: la última factura

En esta vida todo tiene un precio, incluso la muerte. Las familias españolas gastan una media de 1.805 euros por entierro, dinero que queda en manos de funerarias, ayuntamientos y tiendas especializadas en ataúdes, lápidas, cruces y coronas de flores. ¿Existe el negocio de la muerte?

Texto: Laura Hurtado

Fotos: Nani Pujol y Oriol Clavera

36 fotos color / 2.227 palabras

Share on FacebookTweet about this on Twitter