Musical Canine Freestyle es una performance coreografiada en la que un perro y un humano se mueven al son de la música. Bego Antón viajó por EE.UU. para encontrar a estas mujeres que bailan con sus perros. A veces, el vínculo entre ellos en tan fuerte que entran en la burbuja rosa, esa dimensión donde se convierten en un solo ser y el resto del mundo desaparece.

Zoom ►