906, líneas calientes

Tras el hilo de las líneas calientes encontramos dos personas que se comunican. Frente a quien considera moralmente reprobable la existencia de estos servicios, hay quien objeta que ejercen una función social importantísima. Detrás del negocio de las 906 siempre hay una historia que contar.

Texto: Albert Soler / Fotos: Oriol Clavera

33 fotos color / 2.889 palabras

Share on FacebookTweet about this on Twitter