Aral, el mar helado

El Mar de Aral es sinónimo de uno de las mayores catástrofes naturales de la humanidad. En 2014, unas fotos de la NASA certificaron que el que fuera el cuarto Mar interior más grande del mundo, se había reducido en un 90% por culpa de una pésima gestión hídrica de la ex-URSS. Si de por sí la vida aquí ya es difícil, en invierno, con temperaturas de -20 grados, se hace casi imposible. Sin embargo, en Tatusbek (Kazajastán), sus habitantes resisten con la esperanza que las aguas vuelvan a bañar su orilla. Sus deseos no son en vano… (sigue en PDF).

Fotos y texto: Didier Bizet / ZOOM

download-pdf

 

 

 

Share on FacebookTweet about this on Twitter