Alquiladxs

La crisis del ladrillo está volviendo pero sin hacer tanto ruido. Es una crisis nueva que afecta a los precios de alquiler. El año pasado, en Madrid el precio para alquilar un piso subió un 17%. En Barcelona, el 11%. La situación es dramática: Miquel sufrió una subida del 30%, Eva tiene que dejar su piso durante los meses de verano y Verónica está a la espera de saber si pondrán su piso a la venta.  

En una España de interior vacía, en las capitales las familias no pueden pagar su alquiler. En 2017, el 80% de los deshaucios fue por impagos de alquilerVivir alquilando es vivir un deshaucio silencioso. (Desgargar PDF) 

Fotos: Ismael Guye Sancho

download-pdf