Faro del fin del mundo

En España tan sólo quedan tres faros en islas abandonadas cuyos únicos habitantes son los fareros que guardan la luz para guiar a los barcos en la temida Costa da Morte (Galicia). De todos, el faro de las islas Sisargas es el más respetado por sus duras condiciones atmosféricas. Convivimos con los torreros en la soledad de un turno.

Texto: Fèlix Merino / Fotos: Oriol Clavera

47 fotos color / 2.313 palabras

Share on FacebookTweet about this on Twitter